No mascamos mucho pikinglish por eso no daremos mucho detalle de lo que acà ocurre, lo cierto es que el papà quiere que se baje de la mesa (table) y la niña da su punto de vista de porque no se baja.Como sea, lo cierto es que los niños y bebès siempre dan el toque bonito a todas las cosas… hasta a las peleas.

Y obvio, tambièn la de el, la clave acà estuvo en que el niño no se puso a “tragar camote” viendo hacia afuera o a otro lado, eso fuè vital, ya que si el peladito hubiera afianzado bien el arma habrìa agarrado confianza y dominado la situaciòn, pero como no sucediò asì, salio pitando dejando atràs hasta sus miserables pertenencias.

Las Publicaciones + Populares